Alemania y un futuro que pinta exitoso

30 de June de 2017 05:30
Compartir en :
Alemania y un futuro que pinta exitoso

El trabajo a largo plazo se pone en evidencia en Alemania y lo mejor es que con una performance que hace suponer un éxito a gran escala en el futuro. El plantel de Joachim Löw, con un promedio de edad muy bajo y en aras de encontrar una renovación de cara a Rusia 2018, acaba de clasificar a la final de la Copa Confederaciones, en la que enfrentará a Chile. En paralelo, también se alista a jugar la final del Europeo Sub-21 ante España.

Lo de la Alemania que está en el país anfitrión del próximo Mundial es conocido: ya está haciendo el recambio generacional, pero en la Copa Confederaciones simplemente se la jugó por darle descanso a su columna vertebral y elegir a un plantel cuyo jugador más veterano es Julian Draxler, ahora capitán, con 23 años. De allí en más, se “reforzó” con hasta ocho jugadores que bien podrían haber estado en el Europeo Sub-21.

Nombres como los de Kimmich, Can, Ginter, Mustafi, Arnold, Dahoud, Gnabry y Meyer son la estructura de este equipo germano que debe enfrentar el domingo a México en la final del certamen intercontinental, y que sin duda le ha permitido sacar la mejor de las impresiones a su comando técnico. Tiene harto por escoger y mucho por vislumbrar en el mediano y largo plazo.

Así como este plantel principal plagado de jóvenes, en Polonia, el equipo Sub-21, dirigido por Stefan Kuntz, debe jugar este viernes ante España, por la final del Europeo de esta categoría. Un certamen que solo una vez supo ganarlo pero que ahora va en búsqueda del cetro. En consecuencia, lo de Alemania es digno de elogiar y es la muestra más palpable de que el trabajo sostenido siempre otorga muy buenas recompensas.

 

 

Síguenos en nuestras redes sociales