Rincón Blanquiazul: Un 'Cachito' de redención (OPINIÓN)

30 de October de 2017 16:39
Compartir en :
Rincón Blanquiazul: Un 'Cachito' de redención (OPINIÓN)

Por Maykoll Calderón
Twitter: @SoyAlPacine

Desde su llegada en 2016, tras una pobre temporada en la Universidad San Martín, Luis ‘Cachito’ Ramírez fue uno de los jugadores más resistidos por la hinchada de Alianza Lima y el volante no colaboraba mucho para que esa percepción cambiará. Falto de físico y movilidad, ralentizando los pocos ataques que generaba el equipo de Mosquera y expulsiones tontas, lo ponían como uno de los fijos para no renovara en 2017.

Para su buena fortuna -y ahora también de los propios aliancistas – el técnico elegido para dirigir el barco blanquiazul fue uno que lo conocía bien a su paso por la selección peruana, el uruguayo Pablo Bengoechea, quien no dudó en jugársela por él como referente, dándole incluso la capitanía en algunos partidos, manteniéndolo en el campo aun cuando su aporte era básicamente la cantidad de pases perdidos que acaban en contragolpes del rival.

Pero el tiempo, paciencia y buen ojo futbolístico le dio la razón al entrenador uruguayo y hoy a nadie sorprende que ‘Cachito’ sea un indiscutido en el once, y uno de los pocos que suele mantenerse a pesar de la alta rotación sobre todo cuando se juega en provincia. Bengoechea cuenta con Ramírez como el hombre que le permite hacer cambios durante el juego sin tener que mirar a la banca. Lo pone de volante central, volante por derecha, hombre libre detrás del punto, o falso 9, en cualquiera de los casos su respuesta lo han consolidado como uno de los hombres que los hinchas grones siempre esperan ver en el once inicial.

.....

A estas alturas, ‘Cachito’, el de los goles – 8 en la temporada, por encima de los 3 de 2016- y golazos – van tres consecutivos-, el despliegue, el que pide la pelota, el más peligroso en el último sector de la cancha – al menos mientras Leyes y Pajoy se dediquen a competir por quién falla más- ha cambiado los silbidos por aplausos, y todo con el trabajo, confianza y silencio de su lado. Incluso en su momento más bajo, cuando era discutido casi en unanimidad nunca se le escuchó una declaración altisonante o revanchista, dejando a los hinchas que renegaban apenas lo anunciaban en el equipo titular con la palabra perdón pintada en la punta de la lengua.

Sin embargo, el ‘Cachito’ indiscutido y de los golazos debe saber que esto aún no acaba, que debe perder el miedo al paso largo, que no debe tenerla de más cuando recibe de espaldas con el equipo saliendo, y que la agresividad puede tener consecuencias negativas como aquel estúpido penal ante Cantolao con el partido casi terminado.

‘Cachito’ ya nos perdonó los insultos y lo viene demostrando fecha a fecha. El hincha – me incluyo entre quienes esperaban nunca más verlo de titular- ya perdonó a ‘Cachito’ por su pobre rendimiento durante más de un año en Alianza Lima. Que el romance se mantenga y acabe en celebración.

 

 

Síguenos en nuestras redes sociales