Alemania vence a Chile y se corona campeón de la Copa Confederaciones 2017

03 de July de 2017 04:11
Compartir en :
Alemania vence a Chile y se corona campeón de la Copa Confederaciones 2017

¿Qué se podrá decir de esta Copa Confederaciones? Pues, que el VAR tuvo actuación principal, que Cristiano Ronaldo dejó a su selección antes de que Portugal termine su participación. Se hablará también del mejor Chile de la historia, etcétera. Sin embargo, en palabras mayores se deberá decir que Alemania fue campeón de la Copa Confederaciones con absoluta claridad, ratificando todo el trabajo que hacen desde sus raíces.

Que días atrás haya obtenido el título de la Eurocopa Sub-21, y que esta Confederaciones se la lleve con un equipo alternativo, da muestra que esta generación tiene para rato. Toni Kroos, Sami Khedira, Thomas Müller, Mesut Özil, y la camada mira con un gesto de conformidad.

No obstante, que los primeros 10 minutos hayan sido dominio chileno sorprendió a más de uno. El alto nivel de Arturo Vidal, Alexis Sánchez y Charles Aránguiz potenció a un equipo que mereció más en el inicio. Sin embargo, de merecimientos no se vive.

El gol alemán llegó a los 20’ por medio de Lars Stindl. La estadística le da el tanto al volante, aunque la crónica debe decir que la cortesía fue de Marcelo Díaz, quien en una salida temeraria regaló el balón para dejar en desventaja numérica a los chilenos. Claudio Bravo no pudo evitar el 1-0.

La ‘Roja’ fue una máquina en el primer tiempo, pero careció de precisión (y quizás de fortuna) para vencer la resistencia de un aplicada Marc-André ter Stegen.

Fue cuestión de tiempo para que Alemania encuentre el ritmo y tome las riendas mediante el juego de Leon Goretzka y Julian Draxler, pero principalmente de Joshua Kimmich, quien tuvo a mal traer a la defensa chilena desde la banda derecha. Jean Beausejour y Gonzalo Jara perdieron a cada rato con el lateral, incluso en la segunda mitad.

Nada parecía romper el destino de la final en Rusia, más allá que Chile se animó a ponerle intensidad sobre el final, asistido por decisiones arbitrales como la no expulsión de Gonzalo Jara por un grosero brazo en el rostro de Timo Werner o el jalón de Claudio Bravo a Emre Can, cuando el volante intentó retener el balón.

Hubo calentura y poca paciencia, pero el 1-0 determinó la alegría en una zona de la cancha, la de Alemania, que se consagra campeón de la Copa Confederaciones 2017.

 

 

Síguenos en nuestras redes sociales