Url copiado

Coronavirus en Italia: el relato de Roberto Merino, ex futbolista peruano que sobrevive a la crisis en Europa

El ex volante de la Selección Peruana, Roberto Merino, es uno de los miles de peruanos en Italia que se ha visto afectado por la pandemia mundial del covid-19.

FOTO 1 de 1
Coronavirus en Italia: el relato de Roberto Merino, ex futbolista peruano que sobrevive a la crisis en Europa
Publicado 24 de Marzo de 2020

Por Natalia Delgado


El país europeo que más afectado se ha visto por la pandemia del COVID-19 ha sido Italia. Los infectados por día ascienden a más de tres mil y los fallecidos a causa del virus están por encima de las 6000 personas. Ante ello, la nación italiana se ha visto obligada a permanecer en cuarentena desde hace varias semanas incluyendo a la comunidad peruana que radica allí.


Roberto Merino, exfutbolista peruano que tuvo un paso por la selección peruana y por clubes como Juan Aurich, UTC y Unión Comercio, es uno de los miles de peruanos que viven esta preocupante realidad en Italia. Movistar Deportes pudo conversar en exclusiva con ‘Robi’ sobre su situación.


¿Cómo están las cosas en Salerno respecto al resto de Italia?

El epicentro de infección máximo está en el norte de Italia, en Bergamo, Milán, Parma, etc. Yo vivo en el sur que está debajo de Roma y aquí las cosas son menores a las del otro lado del país, pero igual es preocupante. Prevenir es curar, así que el gobierno nos ha recomendado quedarnos en casa y salir solo para lo más esencial que es farmacia o compra de víveres.


¿Cuáles son las restricciones que tienen en su ciudad y cómo responde la población?

La población no se esperó que todo haya sido tan violento y agresivo. Ha agarrado a todo el mundo desprevenido. Entre que piensas en exagerar y subestimar no te da tiempo. Aquí en Salerno son muy rígidas las restricciones, el ciudadano se ha dado cuenta que las cosas son alarmantes y graves. Tenemos que tener la fortaleza y el dominio sobre uno mismo, apoyarnos y salir adelante porque sin salud nada somos. Tenemos que pasar esta prueba de fuego que ha puesto de rodillas y bajo tierra a esta nación.


¿Con quién vives y qué cuidados están tomando en tu casa?

Vivo en una zona, entre comillas, privada. Es una zona de montaña y tengo una vista periférica donde veo la ciudad y el mar. Yo estoy con mi madre que es doctora y que hace tres años tiene pensión; y a aproximadamente unos mil quinientos metros vive mi hermano Héctor con su novia. Las restricciones que tenemos aquí es que no pueden ir dos personas en un auto, por eso nos turnamos quién va de compras y con los cuidados de guantes y mascarillas respectivas.

¿En qué estás ocupando tu tiempo y cómo has tenido que adaptarte?

Ya que no puedo salir a correr hago gimnasio dentro de casa, me gusta mantenerme en forma. Leo libros, veo documentales, series, PlayStation, juego con mis perros, cocino comidas de Perú y de Italia. Después de que he dejado el fútbol el tema de concentrar por mucho tiempo en esa carrera, de estar metido en aviones, buses, me ha dado la ventaja de estar cómodo en casa. Tampoco soy ‘lobo de caverna’ (risas), me gusta salir a bailar y eso, pero no me causa ningún problema quedarme en casa.


¿Toda esta situación te produce miedo?

Sí, obvio. Tengo a mi familia, a seres queridos, amistades y tengo a mi madre que tiene una cierta edad y eso me pone en estado de alerta máximo. El mejor antídoto para el miedo es el conocimiento, con ello puedes afrontar mejor las cosas en cualquier ámbito.


¿Qué conclusión se puede sacar de todo esto que viene sucediendo en el mundo?

Es un desafío máximo a la historia de la humanidad, a la lógica, física, ética, a la determinación del ser humano. Estamos pasando por un sufrimiento difícil de narrar. Es complejo, pero todo tiene un porqué. El ser humano siempre se ha sabido imponer a las dificultades. Aparte también es una prueba de fuego a la solidaridad, no solo con nosotros mismos sino también con la naturaleza. Lo más inmediato es resguardarnos. El Mundo está muy deshumanizado y necesitamos este antídoto.

Añade tu comentario
Lo último