Cuando la derecha no es buena y otras curiosidades del Real Madrid - Barcelona

24 de April de 2017 17:00
Cuando la derecha no es buena y otras curiosidades del Real Madrid - Barcelona

El Derby del fin de semana no dejó a nadie indiferente. Como siempre, hinchas de todo el mundo se sentaron delante del televisor para alentar a sus colores y a sus ídolos predilectos. Hinchas y no tan hinchas llegando a un consenso de que el fútbol que practican el Real Madrid y el Barcelona siempre, de alguna u otra forma va a emocionar.

Más allá del 3-2 con el que el equipo culé se impuso a los madridistas en el Santiago Bernabéu, el encuentro y el posencuentro tuvo una serie de anécdotas y cuestiones para apuntar. La primera y más resaltante fue el gol de Messi con el que se apuntó 500 en la historia del club.
El argentino, poco antes del final, acompañó una jugada y, tras un centro atrás se la mandó a guardar a un Navas que había hecho un encuentro brillante. Messi, de esta forma, reforzó mucho más su leyenda.

Tras el encuentro, otra de las particularidades fue que, al igual que ese último gol del argentino, el resto de tanto fueron convertidos con la pierna izquierda. No se registran antecedentes en el Derby español de algo similar.

El primero de Messi y el último fueron con la zurda, el de Rakitic desde afuera del área también. Por el lado del Real Madrid, el primer empate de Casemiro también fue con pierna izquierda tras el rebote en el palo, mientras que el de James de igual forma (con un centro de zurda de Marcelo). La zurda, en Madrid, fue más que la derecha el último domingo, aunque no tenga que ver con alguna analogía política.

Del que no se acuerdan

Uno del que muy pocos están hablando es de Sergi Roberto. El lateral derecho del Barcelona, irregular y criticado por momentos, se metió una corrida alucinante al minuto 92 para el gol de Messi. “Estaba muerto, pero la fe…”, dijo después el lateral azulgrana, preguntándose a sí mismo de donde había sacado las fuerzas en el último suspiro de un clásico agónico.

“Yo te regalé el primero”

Tras los 500 goles de Messi llegaron las felicitaciones. Una muy especial fue la de Ronaldinho que le recordó aquella vez en 2005 frente al Albacete, cuando Messi portaba el pelo largo y la camiseta número 30. “Leo, hermano, te mando un mensaje para felicitarte por los 500 goles. Yo te regalé el primero de estos 500, así que estoy muy contento. Toda la felicidad del mundo, un beso grande”.

Síguenos en nuestras redes sociales