Melgar venció 4-1 a Sporting Cristal en Arequipa

25 de June de 2017 00:25
Compartir en :
Melgar venció 4-1 a Sporting Cristal en Arequipa

Arequipa vivió una noche de sábado feliz, en la que* Melgar* bien pudo lograr un resultado histórico y, más allá de eso, consiguió labrar la que posiblemente haya sido su mejor actuación en el año. El ‘Dominó’ pasó por encima a un Sporting Cristal descontrolado, una vez más, en el aspecto defensivo, y por tanto vulnerable y expuesto a resultados escandalosos en el proceso de José del Solar.

Los primeros 20 minutos asistieron, de hecho, a una avalancha volcánica sobre el arco defendido por Carlos Grados, quien reemplazó a Mauricio Viana (quien después de no haber sido suspendido, igual se quedó en el banco para este partido). Así, apenas a los 6’ Renzo Revoredo quedó en incómoda posición y trabó a Nilson Loyola, quien exageró un poco la caída más allá de que la falta sin duda existió. Emanuel Herrera, con disparo medido, abrió la cuenta y dio rienda a su magnífica jornada individual, que lo consagró como gran figura en la UNSA.

Melgar siguió golpeando: a los 16’, Patricio Arce entró libre y con un disparo desde el borde del área batió a Grados para decretar el segundo. Cristal hacía agua, con espacios muy libres por las bandas: tanto Renzo Revoredo como Jair Céspedes la pasaban realmente mal cada vez que los carrileros rojinegros se proyectaban, y en el medio Frank Ysique (reemplazante del transferido Pedro Aquino) nunca encontró la forma de combinar roles con Josepmir Ballón, quien acabó siendo uno de los pocos que se salvó de la catástrofe celeste gracias a su esfuerzo individual. El tercer gol tampoco tardó en llegar: Herrera, en uno de sus típicos latigazos, instaló a los 21’ la goleada.

Mientras la UNSA deliraba y en sus tribunas se comenzaba a evocar a Freddy Torrealva y su recordado gol “de perrito” (cabezazo a ras del suelo) en el histórico 6-0 de Melgar sobre Cristal en 1992, el descuento celeste llegó para aquietar los ánimos. Joel Sánchez forzó un penal (y también exageró la caída) para que Irven Ávila lograra descontar. Fue clave para los cerveceros encontrar ese respiro en momentos en que lucían ahogados y sin mayores chances.

Para el segundo tiempo, Del Solar mandó al campo a Ray Sandoval por un poco productivo Gabriel Costa, y así consiguió tener, por lo menos, el balón un poco más lejos de su arco. También entró Fernando Pacheco por el poco preciso Ysique, y el juvenil canterano cervecero tuvo algunos desbordes de peligro. Igual, Melgar tenía atrás toda la solidez de la que los celestes carecían, y por eso siempre estuvo más cerca de la goleada que de volver a sufrir un tanto en contra.

Por eso, a los 71’ Herrera consiguió sellar su hat trick para liquidar la historia y ratificar que hoy, las posibilidades de gol de Melgar pasan casi exclusivamente por sus pies. El apetito del argentino fue el que acabó demoliendo a un Cristal que queda muy mal parado y herido por la estadística: es la tercera vez en la temporada (solo considerando partidos locales) que encaja cuatro goles en un partido. Y eso, sumado a las dolorosas goleadas de visita recibidas en Copa Libertadores, ratifica que en el Rímac el tema defensivo es un complejo problema que no necesariamente va a tener margen de resolverse cuando el mercado de pases se reabra en agosto.

 

 

Síguenos en nuestras redes sociales