Url copiado

Ernesto Arakaki: “El trabajo en menores de Alianza Lima va por el camino correcto” (ENTREVISTA)

FOTO 1 de 1
Ernesto Arakaki: “El trabajo en menores de Alianza Lima va por el camino correcto” (ENTREVISTA)
Publicado 09 de Octubre de 2018

Por: Maykoll Calderón
@SoyAlPacine

Con ya cinco años en como Gerente de Menores de Alianza Lima, a Ernesto Arakaki le tocó agarrar la ‘papa caliente’ de una institución que históricamente se caracterizaba por ser una gran cantera pero que la crisis económica había dejado eso en el olvido.

Con aún muchas limitaciones al tratarse de un club concursado, Arakaki siente que el trabajo viene dando los suficientes frutos para ser optimista.

¿En qué condiciones recibiste el encargo de ser el Gerente de Menores de Alianza Lima (en 2013)? Antes de tu llegada hubía una crisis económica, es cierto aún persiste, pero se notaba más en menores, se contrataban muchos chicos que quedaban libres de otros clubes para armar un equipo de Reserva. ¿Qué acciones se tomaron para cambiar esta situación?

Lo primero que hicimos fue realizar un diagnóstico, ver cuál era la situación general del club en el plano deportivo, administrativo, infraestructura y recursos humanos. Se entrenaba en un complejo que era alquilado y nos costaba S/ 12.000 mensuales pero era de mala calidad, con un sistema de riego que ponía en peligro la salud de los chicos, tampoco podíamos desarrollar el fútbol que los chicos podían dar. Cada vez teníamos menos chicos en las selecciones de menores, en ese entonces en la sub 17 teníamos solo un convocado y en la sub 20 solo dos. El presupuesto era parecido al que tenemos pero servía para pagar el sueldo de tres personas, pero no teníamos departamento médico, psicólogo, nutricionista, es decir, no había la estructura organizativa para atender a los chicos. En lo deportivo no había homogenización de criterios, no existía un manual de procesos y formación, cada técnico trabajaba de diferente manera.

Háblame del manual, porque tengo entendido no solo lo usan las categorías menores, sino que también se comparte con las escuelas oficiales. ¿Quién decidió ese manual y bajo qué criterio se trabajó?

Nosotros también estamos a cargo de las franquicias (escuelas oficiales) y creíamos importante multiplicar este procedimiento con las escuelas que son nuestro trabajo de base y es un canal de captación para nosotros, por eso creímos importante trasladar nuestros criterios. Por eso se desarrolló el manual que se utiliza en la firma de los contratos con las escuelas. Obviamente este manual ha ido evolucionando, creciendo, mejorando y corrigiendo. Consiste en, a partir de reconocer nuestra identidad, filosofía y cultura, poder trasladar eso a una manera de jugar y entrenar, porque si uno quiere jugar de una forma antes tiene que entrenar de una forma. Buscamos que todos tengamos la misma idea. Incluso para la captación de jugadores porque a algunos les gusta los altos fuertes, a otros los chiquitos habilidosos, y de pronto tenías un técnico que le gustaba una característica y al año siguiente había otro técnico que buscaba otro estilo y descartaban a estos chicos, y eso hacía que no hubiera un trabajo sostenible que pudiera dar buenos resultados en cuento a la formación, y para eso es que sirve el manual.

Cuando uno ve los partidos de Alianza Lima en menores en Copa Federación o el Torneo Centenario nota que los equipos tienen similares características, un estilo de juego similar, salvo detalles de jugadores que no siempre son iguales, pero pasa en Alianza que para el equipo de primera viene un técnico que tiene otro estilo de juego. ¿No se rompe el proceso cuando las divisiones menores y hasta Reserva tienen un estilo de juego y el equipo de primera juega a otra cosa?

No es fácil llegar a homogeneizar una manera de jugar en todas las categorías, incluso en menores. Los chicos también deben aprender de los diferentes matices que puedan tener, pero sí creo debe haber una idea general, un modelo que se pueda distinguir de los demás equipos y eso tiene que ver con reconocer nuestra historia, identidad, cultura, lo que el hincha y socio tiene en su paladar futbolístico. Eso desde menores tratamos de ir definiéndolo de una manera técnica y lo hemos trasladado a un modelo de juego donde hay principios, componentes y comportamientos individuales que tratamos de consolidar en menores. Poco a poco aparecerá la necesidad de que eso se haga más fuerte y que llegue a trasladarse al primer equipo. Creo que el primer equipo intenta también tener una forma de jugar con buen trato a la pelota, pero a veces sale y otras veces no, además hay otro tipo de presiones y necesidades que se entienden, pero creo llegará el momento en que como parte de la política de promoción de jugadores esa idea será integral.

Recuerdo en una reunión en la que pude estar donde dijiste que una de tus prioridades era sacar jugadores con la identidad de Alianza Lima por encima de los resultados pues eso sería consecuencia del trabajo. ¿Crees que es algo que ya se ha venido dando? Se han conseguido varios títulos en menores en los últimos años y hay más convocados a las selecciones menores. ¿Se está por el camino correcto? ¿Cuánto falta?

Sí, hay resultados que nos dicen vamos por el camino correcto. Como bien dices, hay resultados deportivos, pero quienes trabajamos en menores sabemos que no son la prioridad pero sí tienen que ser consecuencia de un buen trabajo de captación y formación, eso tiene que darte resultados de todas maneras, y los resultados deportivos han ido apareciendo. En los últimos años hemos campeonado en cuatro categorías distintas. Cuando vamos a torneos internacionales, como los más pequeños que van a la ‘Go Cup’ en Brasil ya podemos llegar a octavos y cuartos de final, compitiendo con equipos grandes de Brasil.

Hace poco fuimos a la ‘Copa Mitad del Mundo’ en Ecuador y llegamos hasta cuartos de final haciendo partidos muy disputados con Gremio, Cortulua, Deportivo Cali, Atlético Paranaense, equipos grandes en Sudamérica y eso respalda la idea de lo que se trabaja en menores, pero además desde el punto de vista estratégico de cómo ser competitivos internacionalmente, creo que ahí recae el secreto del éxito en el futuro. Uno de mis sueños es ser competitivos a nivel internacional y ganar una Copa Libertadores. De repente nunca vamos a tener el presupuesto que manejan otros clubes en Sudamérica, pero sí creo tenemos un material humano distinto a los demás. Quizá no tengamos la fuerza del colombiano, la garra del uruguayo, la intensidad del argentino, la técnica y velocidad del brasileño, pero sí tenemos una sensibilidad distinta en cuanto al trato de la pelota, y nuestro modelo de juego trata de potenciar ese valor, a través de un juego corto, colectivo en ataque y defensa, y lo colectivo para nosotros es lo más importante, porque a nivel individual hay diferencias con otros países, y eso lo tratamos confrontar cuando salimos al exterior. Acá en el Perú competiremos y nos costará ganar títulos porque ese camino y modelo que hemos elegido toma su tiempo y proceso, es un camino más largo para conseguir resultados, pero creo que es el que a largo plazo nos dará resultados de manera sostenida.

¿Cómo coordinas el trabajo con Jaime Duarte (Jefe de Scouting)? Entiendo es un trabajo en el que debes competir con otros clubes para darles las condiciones a chicos que quizá quedan libres o que se crean puedan ser asimilados por el estilo de juego de Alianza, Cristal, U, etc. ¿Cómo se trabaja en ese campo?

El Área de Captación está liderada por el profesor Jaime Duarte, tiene sus procedimientos y calendarios, y por ahora es un equipo de tres personas, pero la idea es que con el paso del tiempo ampliarlo. También utilizamos una red de contacto en provincias haciendo seguimiento a los diferentes torneos, detectando al talento, haciéndole seguimiento, seleccionando al talento, entrando a una etapa de convencimiento para que formen parte del club, tratando de ofrecerle nuestros beneficios, les mostramos nuestros procesos de formación, porque ese es uno de los argumentos más fuertes que los padres usan para decidir, saber dónde lo van a formar mejor y ahí entra la parte de la negociación sobre lo que ofrecemos nosotros en comparación a otros clubes. Cada vez tenemos mejores argumentos, porque hay un posicionamiento, desde el punto de vista marketero, algo que en el diagnóstico también encontramos era un problema, porque cada vez más chicos querían irse a otros clubes, San Martín, EGB, Cristal y no en Alianza, algo que no se daba en el pasado, y ahí también hubo un trabajo en cambiar la imagen de la institución. Ahora que hubo problemática con un club formador (EGB) conversamos con algunos chicos para que formen parte de la institución y hemos obtenido resultados trayendo buenos chicos.

A partir del próximo año, por temas de licencias, la FPF pide un equipo de fútbol femenino profesional. ¿Se hará un trabajo de menores con fútbol femenino o solo quedará en el primer equipo?

Hay que ver, es un tema pendiente de conversar con Gustavo (Zevallos, Gerente Deportivo) para ver cómo se va armar y estructurar el trabajo de fútbol femenino. Yo creo será algo de manera progresiva, de repente empezando con una sola categoría. Tenemos limitaciones de recursos e infraestructura pues hay que ver en qué espacios se podrá entrenar, porque se sobreponen horarios, pero es algo pendiente de resolver porque es una exigencia de la FPF.

Añade tu comentario
Lo último