(Columna) Gracias, Jhona

02 de June de 2017 17:00
Compartir en :
(Columna) Gracias, Jhona

Por Erich García Tafur

Para quienes seguimos la transmisión desde las cinco de la mañana, hasta el vibrante final de su último partido seis horas después, el sueño y el vaivén emocional han valido la pena. Aún cuando la final le fue nuevamente esquiva, esta vez a manos de su compañero de clan (y cercano amigo) Guilherme Fonseca “Guifera”, Luis Jhonatan Salazar Sánchez (más conocido como Jhona) no se dejó amilanar en ningún momento y consiguió el, hasta el momento, más grande logro de un peruano en los e-sports competitivos a nivel individual. Esto, claro, además de llevarse a casa los 50 000 dólares a los que se ha hecho acreedor el tercer lugar del Mundial de Pro Evolution Soccer 2017, llevado a cabo en la ciudad de Cardiff en Gales, en Reino Unido.

Con la fe al máximo y su mando de PS4 bajo el brazo, Jhona partió a Cardiff con el sueño de coronarse como el mejor del mundo, algo que ha perseguido desde sus inicios, tal y como comentaba Renzo Cordiglia (presidente de la Liga Peruana de PES) en la transmisión mientras recordaba los inicios de Jhona, de los cuales rescataba la perseverancia que siempre tuvo y que ahora posiciona al Perú en la élite del PES competitivo mundial.

En la fase de grupos, el rendimiento de Jhona fue de menos a más, ya que en su primer match contra el francés Neo-Lofti (clasificado como ganador de la Wild Card), y a pesar de las constantes oportunidades de gol, no fue como lo esperaba y cayó vencido. No obstante se recuperó con sendas victorias contra El Matador (Alemania) y Alex Alguacil (España), lo que lo llevó a quedarse con el segundo lugar del grupo C del torneo organizado por Konami, que este año tiene un pozo a repartir de 350 000 dólares entre los tres finalistas.

Con su característico estilo de ataque y nervios de acero, pudo superar sin muchas complicaciones al otro francés del torneo TioMilt_PW en los cuartos de final; sin embargo cayó vencido ante su compañero de clan y amigo cercano, el brasileño Guilherme Fonseca “Guifera” por un amplio marcador, quien supo aprovechar las falencias defensivas de Jhona y leer su estilo de juego para terminar dejándolo en la lucha por el tercer lugar del torneo, además de hacer sentir su presencia a Ettorito, representante italiano de 20 años de edad y favorito para ganar el torneo, quien fue una verdadera máquina de hacer goles y a quien se terminó enfrentando en la final, la cual ganó, llevando la copa para Brasil.

Ya en la lucha por el tercer lugar y tras un vibrante encuentro, logró derrotar al representante holandés Oneill, para asegurar el podio y llevarse a casa los 50 mil dólares americanos, siendo el mayor premio para un peruano en competiciones individuales de e-sports.

Por eso son las gracias, Jhona. Y no sólo porque es un premio para el Perú, sino también para la comunidad de PES y de los e-sports en nuestro país, al punto que alberga a jugadores profesionales de otros países (incluido el mismo Guifera). Muchas gracias por lo hecho hasta ahora y por lo que vendrá, porque quienes nos apasionamos con los videojuegos seguimos aprendiendo de tu ejemplo y estamos seguros que el próximo año la copa se viene a casa. Gracias por tanto, crack.

 

 

Síguenos en nuestras redes sociales