Url copiado

La historia de Harry Kane, la estrella inglesa en Rusia 2018

FOTO 1 de 1
La historia de Harry Kane, la estrella inglesa en Rusia 2018
Publicado 11 de Julio de 2018

Siendo apenas un niño, Harry Kane fue rechazado por el Arsenal y tuvo problemas por ser considerado demasiado bajo y demasiado lento. Hoy es la gran estrella del Tottenham y de la selección inglesa, con la que disputará el miércoles ante Croacia las semifinales del Mundial.

“Es uno de los nuestros”: en el Tottenham lo gritan alto y fuerte, pero el jugador londinense, de 24 años, no ha tenido precisamente un camino fácil hasta llegar a la élite y por momentos pareció imposible poder cumplir su sueño.

Nació en Walthamstow, a 15 minutos del estadio de los Spurs, White Hart Lane, pero antes de llegar allí tuvo un largo periplo, pasando entre otros por el Arsenal, el Millwall y el Leicester. “Se podía ver pronto, aunque fuera muy joven, que golpeaba muy bien el balón”, recuerda en declaraciones a la “AFP” David Bricknell, entrenador de las categorías inferiores de los Ridgeway Rovers, un club célebre también por haber sido uno de los primeros trampolines para la carrera de David Beckham.

El Arsenal fue el primero que le “cazó” para sus filas, pero luego terminó rechazándole.

El propio Kane explicó en febrero, en un artículo para la web “The Players Tribune”, cómo fueron de difíciles sus inicios. “Un día, cuando tenía 8 años e iba al parque con mi padre, él puso su brazo sobre mi hombro y me dijo: ‘Harry, el Arsenal te ha echado’. No recuerdo qué dije en ese momento”, explicó el jugador, que lidera la tabla de goleadores de este Mundial con seis dianas.

“Recuerdo la reacción de mi padre y lo que me hizo sentir. No me criticó. No criticó al Arsenal (…) Simplemente dijo: ‘No te preocupes, Harry. Trabajaremos más duro y encontraremos otro club’”, apuntó.

Fue un primer gran golpe para él. Kane tuvo desde el principio un camino mucho más complicado que el que tuvieron en su día otras grandes estrellas de la selección inglesa, como Michael Owen o Wayne Rooney, que fueron progresando siguiendo un orden lógico y no de forma tan caótica como él.

El Watford marcó un antes y un después. Fue un triplete con ellos ante el Tottenham lo que convenció al club de sus amores, sorprendido por ese muchacho, para llamarle. Pero una vez más, las cosas no fueron sencillas. “Cuando tenía 14 años, estaba al límite de no ser conservado en el equipo”, asegura el exdirigente del Tottenham Chris Ramsey a la revista “FourFourTwo”. “Siempre tuvo talento, pero era bajo y los jugadores bajos tienen problemas para abrirse camino”, apuntó.

Kane compensó su falta de cualidades físicas con una hipermotivación. “Un volumen de trabajo” y una “mentalidad” impresionantes en opinión del que era entonces director del centro de formación de los Spurs, Alex Inglethorpe.

Unos meses más tarde, decidido a apostar por su sueño, Kane rechazó otra cesión y quiso demostrarle al Tottenham que era un jugador para ellos. “Era como poder ver mi sueño de niño, ahí, delante de mis ojos, pero sin poder alcanzarlo. Esperaba que alguien me lo acercara. Pero la vida no te regala nada. Hay que ir tras ello”, aseveró.

Ahora lo que quiere es ir por el trofeo del Mundial, un sueño que tiene muy cerca.

(Fuente: Andina)

Añade tu comentario
Lo último