Los Eagles frenan el reinado de los Patriots de Brady

05 de February de 2018 09:24
Compartir en :
Los Eagles frenan el reinado de los Patriots de Brady
(Foto: Getty Images)

Los Philadelphia Eagles pusieron freno al reinado de los New England Patriots, cinco vences campeones de la NFL, al ganar el domingo el primer Super Bowl de su historia en un partido que fue un auténico festival ofensivo y que dejó para la posteridad varios récords y lecciones aprendidas.

Con un marcador final de 41-33, los Eagles sellaron una victoria que por momentos parecía en manos de los Patriots con la ofensiva planteada por el entrenador Bill Belichick y encabezada por la estrella de los Pats, el quarterback Tom Brady, de 40 años.

La estrella del partido en el U.S. Bank Stadium de Minneapolie no fue el famoso mariscal de campo de los Patriots, sino un jugador que hace unas semanas era suplente. Nick Foles se convirtió en el quarterback titular de los Eagles en diciembre, cuando Carson Wentz se rompió el ligamento cruzado.

Foles, que quiere ser en el futuro un pastor religioso, lanzó el domingo 373 yardas para tres de los cinco touchdowns del equipo de Philadelphia. Brady, por su parte, logró 505 yardas y los mismos touchdowns en su octavo Super Bowl, pero fue insuficiente para conseguir la victoria. En total, 1.152 yardas combinadas, un récord para un Super Bowl.

“Esto es increíble. Somos un muy buen grupo de chicos y de entrenadores. Vivir esto con mi esposa, mi hija, mi familia y los fans es una gran bendición”, dijo conmovido Foles tras recibir el premio al jugador más valioso (MVP).

El quarterback de 29 años se convirtió en el primer jugador en la historia de la NFL en lanzar un pase al touchdown y también atrapar uno en el Super Bowl. Pero hubo más registros para la historia: Minneapolis se convirtió en la ciudad sede del Super Bowl con la temperatura más fría al registrar -18 grados Celsius. No obstante, el duelo se jugó en un estadio techado.

Aunque llegó siendo favorito, el equipo de New England no contó con la misma suerte que el año pasado, cuando remontó un 28-3 para imponerse a los Atlanta Falcons por 34-28 en el tiempo extra.

Los Eagles llegaron por su parte al U.S. Bank Stadium de Minneapolis con el ánimo arriba después de aplastar 38-7 a los Minnesota Vikings en el último juego de play-offs. Además, el apoyo de sus intimidantes fanáticos fue crucial para mantener la confianza de los dirigidos por el entrenador Doug Pederson.

“Esto es para todos los fans de los Eagles, esto es para ellos. Es el grupo más unido que he visto en mi vida, un increíble grupo de hombres comprometidos con la ciudad”, dijo el dueño de los Eagles, Jeffrey Lurie, al recibir el trofeo Vince Lombardi.

La final número 52 trajo varios momentos para remarcar de comienzo a fin. En el arranque, durante el himno nacional interpretado por la cantante Pink, no se evidenciaron protestas como las vistas en gran parte de la temporada en contra del racismo y la desigualdad.

En el intermedio, que estuvo a cargo del cantante y actor Justin Timberlake, no se presentaron incidentes y por el contrario se vio un espectáculo impecable con luces y decenas de bailarines que rindieron homenaje a Prince.

Y en el campo de juego hubo un espectáculo de juego ofensivo. Tras estar por detrás en el marcador durante todo el partido, los Patriots se pusieron en ventaja por primera vez en el último cuarto con un 33-32. Sin embargo, a Foles no le tembló el pulso y respondió con un pase de touchdown a Zach Ertz que decidió el partido.

“Teníamos toda la confianza de mundo en él. Es una persona fantástica y un jugador increíble”, lo alabó Ertz.

Pese a la derrota, Brady marcó récords: se coronó como el futbolista más veterano en disputar un Super Bowl y ganó por tercera vez en 16 años el premio MVP como mejor jugador de la temporada de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

“Perder apesta. Uno sale ahí, intenta ganar y a veces pierdes. Esas cosas pasan. Todos están muy decepcionados”, señaló Brady, que no piensa en un posible retiro a sus 40 años. “El partido acaba de terminar y primero quiero olvidarlo. Pero no veo ninguna razón por la que no seguir”.

Foles le ganó la partido y se llevó el premio MVP al mejor jugador del Super Bowl LII, el primero de su carrera profesional. Brady se perfilaba como favorito tras ganar el mismo premio en 2002, 2004, 2015 y 2017.

“Este fue un juego increíble. Estuve calmado y siempre confié en el equipo. Vinimos a jugar fútbol porque eso es lo que hacemos desde pequeños, por eso a todos los que están viendo esto y sueñan con llegar aquí les digo que es posible”, dijo Foles, de 29 años.

Asimismo, el entrenador Pederson reveló que la clave para no permitir a los Patriots avanzar fue “mantener a Foles en la parte ofensiva casi hasta el final”. “Esto es para la gloria de Jesucristo, la ciudad lo merece”, agregó.

(DPA)

 

 

Síguenos en nuestras redes sociales