Url copiado

"Más amor para el mundo": las palabras de Neymar tras pelea con Álvaro González

FOTO 1 de 1
Publicado 14 de Septiembre de 2020

Neymar se volvió noticia en las últimas horas, luego de un fuerte encuentro que tuvo con Álvaro González en el partido entre el PSG y el Olympique Marsella. El jugador brasileño por medio de un comunicado emitido en sus redes sociales explicó lo sucedido y pidió “amor para todo el mundo”


Ayer me rebelé. Fui castigado con tarjeta roja porque quería golpear a alguien que me ofendió. Pensé que no podía irme sin hacer algo porque me di cuenta que los que estaban a cargo no iban a hacer nada, no se dieron cuenta o ignoraron el hecho. Durante el partido, quería responder como siempre, jugando fútbol. Los hechos mostraron que no lo logré, me rebelé.


En nuestro deporte, agresiones e insultos son parte del juego, de la disputa. No pueden afectarte. En parte, entiendo a este chico. Todo es parte del juego, pero el racismo y la intolerancia son inaceptables.


Soy negro, hijo de negro, nieto y bisnieto de negro también. Estoy orgulloso y no me veo diferente a nadie. Ayer quería que las personas a cargo del juego (árbitros y asistentes) tomen una posición imparcial y entiendan que ya no hay lugar para actitudes prejuciosas.


Viendo y reflexionando sobre lo que pasó, estoy triste por el sentimiento de odio que podemos provocar cuando, en la calentura del momento, nos quebramos.¿Debí ignorarlo? No lo sé aún. Hoy, con la cabeza fría, digo que sí, pero a su debido tiempo, mis compañeros y yo pedimos por ayuda a los árbitros y fuimos ignorados. ¡Ese es el punto!


Nosotros, que estamos involucrados en el espectáculo, necesitamos reflejar que una acción conlleva una reacción. Acepto mi castigo porque debí seguir el camino del juego limpio. Espero, por otro lado, que el agresor también sea castigado.


El racismo existe, EXISTE. Pero tenemos que detenerlo. Ya no más. ¡Es suficiente!


El chico es un tonto, y yo también actué como un tonto por dejarme llevar. Hoy tengo el privilegio de mantener mi cabeza en alto. Pero todos necesitamos reflejar que no todas las personas blancas y negras están en la misma condición. El daño por la confrontación puede ser desastroso en ambos lados. Sin importar que seas blanco o negro, no quiero y no deberíamos mezclar los temas. No escogemos el color de piel, ante Dios todos somos iguales.


Ayer me perdí en el partido y me faltó sabiduría. Estar en el centro del problema o ignorar un acto racista no va a ayudar. Lo sé. Pero buscar pacificar con el movimiento anti racismo es nuestra obligación, para que los menos privilegiados se sientan defendidos. Nos volveremos a encontrar y será a mi modo, jugando fútbol. ¡Sigan en paz! Tú sabes lo que hiciste, yo sé lo que hice. Más amor para el mundo.





Añade tu comentario
Lo último