¿Las cábalas juegan?

23 de March de 2017 12:34
Compartir en :
¿Las cábalas juegan?

A pesar de que no es parte del juego en sí, muchos futbolistas y seguidores a veces o casi siempre, buscan repetir todo aquello que los llevó al triunfo. Y no solo se trata de esfuerzos, ejercicios físicos, tácticas, entre otros. Se trata de cábalas, de hechos que si bien no guardan lógica con los acontecimientos, buscan aportar apoyo a la fe por los resultados, en el caso del fútbol, positivos.

Así como parte de este ritual tenemos ejemplos en nuestra selección, sobre todo en momentos donde el resultado es todo y solo faltan minutos antes de un duelo. Así tenemos a Paolo Guerrero quien tiene en sus zapatos el nombre de sus hijos Diego, Alessio y Naela. Además, el ‘depredador’ se hace un corte de cabello un día antes del partido y suele ser el último a la hora del calentamiento previo al partido.

Otro de los ‘cabaleros’ es Christian Cueva, quien lleva en sus medias la carta que el mago ‘Fuera de lista’ El Plomo le entregó. Es el 10 de oros que se puede ver en su media derecha, con la que convirtió el gol de penal ante Argentina.

Pero no solo son los jugadores quienes buscan en estos rituales manejar su suerte. Ricardo Gareca, además de no dejar que lo entrevisten con ropa, camisa o polo de color verde, pide que la música de Marc Anthony se escuche en el vestuario. Al parecer los malos recuerdos de una sequía de triunfos en Colombia, que acompañaban con la voz del cantante lo motivaron a eliminarla de su set list.

Algo más clásicos están Carlos Cáceda, quien lleva consigo un cuadro de la Virgen de Guadalupe. Raúl Ruidíaz ve a su madre un día antes de los partidos importantes para recibir su bendición. Por su parte, Aldo Corzo siempre reza un Padre Nuestro y un Ave María.

El lateral de Melgar, Nilson Loyola lleva en su maleta siempre prendas de su esposa y su hija para que lo acompañen siempre, similar a lo que hace Pedro Aquino, que lleva la foto de su hija en las medias en los partidos. Sea como sea, Perú tendrá como mejor cábala el trabajo y la entrega total en el partido. Vamos Perú.

Síguenos en nuestras redes sociales