Url copiado

Rincón Blanquiazul: Al ritmo de Tomás Costa (OPINIÓN)

FOTO 1 de 1
Rincón Blanquiazul: Al ritmo de Tomás Costa (OPINIÓN)
Publicado 01 de Febrero de 2018

Por Maykoll Calderón
Twitter: @SoyAlPacine

La llegada de Tomás Costa al camerino de Alianza Lima generó una extraña incertidumbre. A pesar de sus pergaminos – jugó incluso en el Porto de Portugal por varias temporada-, el hecho de que su venida coincidiera con la salida del Luis Aguiar lo ponía frente a obligaciones que no le correspondían.

Desde el arranque se dejó claro que sus características eran otras, que se paraba casi en primera línea, que pisaba poco el área rival, y que no podíamos esperar de él los 15 goles que se llevó el uruguayo. Su fichaje tenía la intención de garantizar ese primer pase que en muchos momentos hizo falta en la campaña del título, y ganar en circulación de pelota, otra deuda del campeón.

Entre las tantas conclusiones que dejó la derrota ante Audax Italiano, es que la idea de Pablo Bengoechea es juntarlo en la recuperación con Rinaldo Cruzado para así conseguir claridad con los dos perfiles luego de recuperar el balón. El plan tiene mucho que afinar y no mostró resultados al inicio, pero la intención pasa por tener más la pelota y evitar en la medida de lo posible ese camino que se ha hecho seguro para los aliancistas, como es el pase largo para saltar líneas y llegar rápido al área rival.

A pesar de la derrota y ante el desencanto de la hinchada, Costa fue uno de los puntos más altos aquella noche, sumándole además un despliegue para la recuperación de la pelota que se agradeció, pero que también lo terminó alejando de ser la aduana que trajo el ‘Profesor’.

Para la Supercopa Movistar ante Sport Boys, Bengoechea cambió casi todo, pero mantuvo a Costa en el campo, buscando apurar el entendimiento con sus compañeros. Nuevamente el argentino fue el mejor de los grones, pues mientras en el primer tiempo se dedicó al sacrificio para la recuperación, en el segundo hizo suya la distribución, encontrando siempre el receptor más libre. De ahí la importancia que Alianza resuelva el problema en sus laterales (de bajo rendimiento en ambos partidos), teniendo en cuenta la importancia que le da Costa a la descarga por las bandas.

Con lo poco visto hasta ahora, parece que los caminos al éxito de Alianza Lima en su intento de sentirse más cómodo con la pelota pasan por la lucidez de Costa, sin embargo, el equipo viene con un libreto aprendido que le ha dado resultados y que será difícil cambiar tan pronto. Es ahí donde deben aparecer los otros refuerzos llamados a ser titulares al principio de la temporada.

Mario Velarde tuvo un correcto partido ante Audax como volante extremo (por derecha e izquierda) y Janio Posito se mostró voluntarioso también ante los chilenos, pero les tocará hacer más si quieren seguir como las primeras opciones en el once. Al uruguayo Lemos se le vio perdido en el choque de presentación, pero destacó en sus pocos minutos ante Boys, un rival – sin ofender- menos exigente, y contra quien debutó en la zaga central Gianmarco Gambetta sorprendiendo por su seguridad, en tanto que José Guidino lo hizo por su extrema timidez para ser salida por el lado izquierdo.

Entre los rostros nuevos, Ignacio Marina cumplidor como lateral derecho – puesto que no es natural para él, es volante-, Kevin Ferreyra atrevido en sus pocos minutos ante los rosados – ocasionando el penal del triunfo- y Gonzalo Sánchez limitado a su faceta de luchador, pero sin chances de mostrar sus otras cualidades.

Alianza Lima empieza su camino a la revalidación al título ante Comerciantes Unidos, y si bien se podría asumir que usará las primeras fechas para ponerse en forma de cara al reto de la Copa Libertadores ante Boca Juniors, antes deberá enfrentar a clásicos rivales como Sporting Cristal y Universitario de Deportes, partidos que obligan a poner lo mejor en cancha y recurrir a los de más alto rendimiento. Por lo menos hay una base sobre la cual confiar, y a esa base parece haberse sumado con facilidad Tomás Costa, a la espera de ver qué tan influyente terminará siendo en el salto de calidad que necesita el equipo.

Añade tu comentario
Lo último