Rincón Blanquiazul: en Alianza Lima es hora de las matemática

20 de November de 2017 15:38
Compartir en :
Rincón Blanquiazul: en Alianza Lima es hora de las matemática
(Foto: Cortesía Red Íntima)

Por: Maykoll Calderón
Twitter: @SoyAlPacine

A poco de empezar el encuentro contra Juan Aurich, Alianza Lima dependía de sí mismo para ganar el Clausura y evitar una eventual final. El empate de Garcilaso dejaba a los íntimos con la obligación de ser perfectos, sacar improbables 15 puntos de 15 en juego y con eso celebrar a lo grande.

Mano al pecho, ¿algún equipo en el fútbol peruano está en capacidad de garantizar cinco triunfos consecutivos, aun teniendo la ventaja de jugar prácticamente todo en su localidad? Alianza, al igual que Garcilaso, la U y Melgar, ha tenido una racha de triunfos seguidos que le permite pelear arriba, pero en la recta final de cualquier torneo se trata de equivocarse menos, no de ser perfecto.

Es ahí donde precisamente falló Alianza en Olmos. Ceder puntos ante un equipo necesitado, en franca mejoría, con el terrible calor del mediodía en el norte, ciertamente es un escenario a considerar, posible. Lo que dejó preocupados a los aliancistas es que no se pudo siquiera rescatar un punto, una derrota clara mostrando una de las peores versiones del año, sin generar una sola ocasión de peligro con el marcador abajo.

Mal momento escogió Alianza para mostrarse sin respuestas futbolísticas y anímicas, justo cuando se le pedía equivocarse menos desde el banco y la cancha, con su mejor once y no con las versiones parchadas de las caídas en Cusco y Huancayo.

Quedan cuatro partidos en Lima, probablemente la apuesta de Bengoechea sea que, con la comodidad de jugar tres de esos partidos en Matute y apenas uno de visita (Callao o el Nacional), se pueda sumar 12 de 12, lo que reduce el margen de error a cero. El problema de tal cálculo es que quizá tampoco alcance, pues Alianza mirará desde abajo lo que hagan Garcilaso, Melgar y la U, escenario diferente al del Apertura donde a estas alturas prácticamente solo los cusqueños eran rivales.

Hacer números esperando la caída de tres rivales (que podrían ser cuatro si Municipal logra superar en el pendiente a la U y Alianza no hace lo mismo con UTC) no es un escenario ideal, incluso cuando la mejora signifique que puedes alcanzar la perfección en lo restante. Es cierto que Alianza tiene la ventaja de contar con una final asegurada y que el estar prendido de la punta del Clausura hará que llegue a esa eventual definición en buen estado de forma, sin embargo, siempre es un golpe saber que has dejado pasar la oportunidad de tener la sartén por el mango.

Ganar todo y que los rivales de tus rivales acomoden las matemáticas a tu favor es la apuesta de este Alianza Lima. No es lo ideal, pero es lo que hay.

 

 

Síguenos en nuestras redes sociales