Url copiado

Rincón Blanquiazul: la inofensiva de Alianza Lima (OPINIÓN)

FOTO 1 de 1
Rincón Blanquiazul: la inofensiva de Alianza Lima (OPINIÓN)
Publicado 14 de Marzo de 2018

Por Maykoll Calderón
Twitter: @SoyAlPacine

El plan de cualquier equipo campeón siempre es retener a la mayor cantidad de figuras, y en el camino reforzar aquellas zonas que pudieran ser consideradas débiles. Es una cuestión de lógica para cualquier planificación. La sensación que deje el actual momento de Alianza Lima es que solo pudo cumplir una de estas tareas, reteniendo a la columna vertebral que obtuvo el campeonato, pero siendo incapaz de dar el salto de calidad en sus puntos débiles o a la hora de reemplazar a quienes se fueron.

Las estadísticas son muy duras con la realidad aliancista. Después de la victoria de visitante 3-1 ante la U, apenas si ha marcado un gol en tus últimos cuatro partidos (en blanco ante Boca Juniors, San Martín y Comerciantes Unidos, y apenas la anotación de Pósito de visita ante Sport Rosario), y no marca en Matute desde la primera fecha frente al equipo de Cutervo por intermedio de Miguel Araujo.

Pablo Bengoechea ha buscado esta temporada, sobre todo con la llegada de Tomás Costa, crecer en el control de balón y agresividad en la recuperación, algo que puede haya conseguido en algunos partidos, pero sacrificando en el camino la explosividad y variantes en el ataque. A la versión 2017 los goles le caían producto de las variantes e insistencia, por arriba, por abajo, de fuera, de falta directa, quizá no como consecuencia de la elaboración de jugadas, pero sí con alternativas para la finalización.

He ahí el principal problema de este Alianza Lima, que puede tener más la pelota en las inmediaciones del área, pero preocupa menos cuando se trata de acabar las jugadas. Las pelotas paradas ya no hacen daño, los remates de larga distancia no existen y en el área la voluntad de Pósito ya lo hizo celebrar tres veces, pero sin dejar la sensación que es el delantero que preocupa a los defensas rivales, sumado eso a un constantemente lesionado Leyes.

En el Torneo de Verano 2017 los blanquiazules también tuvieron una preocupación similar tras la lesión de Pajoy que los obligó a experimentar con la figura del falso 9, pero aun en esas circunstancias las situaciones de gol se acumulaban y la sensación de que en algún momento el arco se abriría permitía ser optimista.

Con el actual plantel a Bengoechea le tocará hacer los ajustes necesarios para recuperar peligrosidad. Desde que arrancó el año se sabía que una de las grandes tareas era reemplazar las cuotas goleadoras de Luis Aguiar y Germán Pacheco, y hasta el momento ninguna de las piezas de tres cuartos de cancha para adelante luce con esa peligrosidad necesaria.

Alianza carece de un hombre gol, y aunque es cierto el año pasado tampoco lo tuvo, al menos entonces encontró maneras para que la responsabilidad estuviera repartida entre varios jugadores, fórmula que tendrá que buscar repetir si es que quiere ponerle final al mal momento blanquiazul, cada vez más lejos de competir por el primer cupo a la semifinal de la Copa Movistar.

Añade tu comentario
Lo último