El renacer de Ray Sandoval en Sporting Cristal

10 de July de 2017 10:29
Compartir en :
El renacer de Ray Sandoval en Sporting Cristal

La confianza es determinante en un grupo de trabajo. Para rendir aquí o allá se necesita que los que estén a cargo brinden seguridad a sus piezas para lograr objetivos. Y Ray Sandoval, el joven renegado que fue borrado en Sporting Cristal durante el Torneo de Verano, ha vuelto a aclarar las cosas por su cabeza para ser determinante en la ilusión de una hinchada. En el Rímac lo extrañaron.

En 3 partidos desde que Pablo Zegarra asumió el cargo de director técnico, Ray sumó 185 minutos y ha marcado 4 goles. Su mejor producción en lo que va del año. Pero no cayó del cielo. Zegarra tuvo mucho que ver en la decisión de recuperarlo a favor del equipo.

Ray Sandoval

Cuando ‘Chemo’ decidió enviarlo a trabajar con la Reserva, Pablo lo recibió con los brazos abiertos. No se trataba de una ‘carga extra’ en su grupo, sino de una motivación por convencer a un futbolista que tiene mucho por aprender con apenas 22 años. Pero Ray no era consciente de ello. Estuvo renegado consigo mismo durante un tiempo.

Las charlas fueron determinantes. Hubo mucha confianza de por medio. No obstante, una fuente cercana al entorno de Sandoval nos cuenta que Mariano Soso quiso llevárselo a la Argentina a como dé lugar. ¿Cuál era la condición? Que Gimnasia (club en el que está ahora el DT) no pague un centavo por su carta pase. Tan solo estaban esperando que Cristal se deshaga de él y en condición de libre buscarse una opción.

Pero en tienda celeste saben quién es Ray Sandoval. Más aún cuando es un valor peruano en potencia. Siendo todavía joven ha marcado más goles que Ifrán y Blackburn juntos en lo que va del 2017. Y pensar que los otros dos llegaban con el cartel de ‘nueves’ de jerarquía.

En la dirigencia no lo quieren fuera. Saben que Ray Sandoval tiene mucho que darle al club. Y por ello se le ha dado oportunidades. Sin embargo estas no son gratuitas y se espera que dé el despegue en esta última etapa del Apertura.

Sandoval ha vuelto. Y es estrictamente por la confianza. Cuando anota, Zegarra celebra con euforia. Lo grita a los cuatro vientos. Son goles que significan más que triunfos: tienen cargas de aprecio y fraternidad mutua.

En La Florida deben sonreír ligeramente. Han recuperado a un gran jugador.

 

 

Síguenos en nuestras redes sociales