Url copiado

Teófilo Cubillas revela la historia de cómo se hizo hincha de Alianza Lima (VIDEO)

VIDEOS
Publicado 12 de Julio de 2020

Teófilo Cubillas es un ídolo y figura de Alianza Lima, ¿cómo nació su hinchaje por el equipo blanquiazul?, el ‘Nene’ revela en una entrevista para el canal de YouTube de Alianza Lima TV como sucedió este amorío futbolístico entre el equipo íntimo y él.


“Desde muy temprana edad ya corría tras la pelota. Uno de los responsables de que me hiciera hincha de la blanquiazul fue Inocencio La Rosa (hermano de Guillermo La Rosa). Él jugaba en el primer equipo de Alianza Lima y también era el número nueve. Además, como somos del mismo lugar (Puente Piedra), cada vez que jugaba Alianza y transmitían los partidos por la radio, nosotros estábamos atentos si metía gol. Desde allí nació mi hinchaje por Alianza Lima”, empezó diciendo Cubillas.


“En una oportunidad, Rafael ‘Cholo’ Castillo nos invitó, cuando yo jugaba por el Huracán Boys de Puente Piedra, a enfrentarnos contra los juveniles de Alianza Lima. Aquel partido lo perdimos por 7-1 y yo metí el único gol de mi equipo. De nuestro equipo escogieron a tres jugadores para Alianza, dentro de los cuales estaba yo. A la semana siguiente (ya con Alianza) volvimos a jugar contra otro equipo, ganamos 6 a 0 y marqué todos los goles. A partir de ese momento, me quedé para siempre en Alianza Lima.”, agregó.


“En aquel año me encontraba en el colegio. Después de campeonar dos años seguidos en juveniles de Alianza, llegué a firmar un contrato. Iba a empezar el primer Torneo Descentralizado del fútbol peruano y, sin querer queriendo, me llama don Jaime de Almeyda, quien era el entrenador. Eso fue un jueves, cuando yo estaba entrenando con los juveniles. Un representante del profesor me dijo que quería que viajase a Piura para jugar en el primer equipo porque uno de los jugadores (Mario Catalá) no había asistido a la práctica. Fui el sábado al estadio y viajamos a Piura porque el partido era el domingo. Jugué mi primer partido y me sentía uno más del equipo”, recordó el año 1996, momento en el que debutó en el fútbol profesional.


“Nunca voy a dejar de agradecer el cariño y el respeto con el que fui recibido por el primer equipo. Yo seguía estudiando y practicando con los juveniles los días jueves; mientras los jugadores concentraban dos o tres días antes, yo llegaba al estadio dos o tres horas antes de cada partido y ninguno reclamaba. Acabé el año como máximo goleador del Descentralizado.”, finalizó.


 

Añade tu comentario
Lo último