Url copiado

Tokio 2020: las razones por las que la organización del evento terminó por postergarlo

FOTO 1 de 1
Tokio 2020: las razones por las que la organización del evento terminó por postergarlo
Publicado 25 de Marzo de 2020

Fueron 48 horas que terminaron por inclinar la balanza. Bastó un fin de semana para que los organizadores de los Juegos Olímpicos, junto a la dirección del Comité Olímpico Internacional a las autoridades de Japón tomen la difícil decisión de postergar el evento deportivo más importante del calendario anual. Tokio 2020, aunque mantendrá su nombre, se muda al 2021.


Por un lado, la presión comenzó a ejercerse desde los comités deportivos nacionales, federaciones y deportistas en general. Fimalmente fueron los Comités Olímpicos de Canadá y Australia, que anunciaron la medida de no enviar a ningún deportista de su delegación si es que se mantenía la fecha original de los Juegos. Esto significaba un golpe fuerte para la realización del evento.


La Organización Mundial de la Salud (OMS) también jugó un papel importante en la decisión de postergar Tokio 2020. El medio Infobae pudo conversar con Mark Adams, vocero del Comité Olímpico Internacional y quien señaló que el último informe que les brindó la OMS, de las últimas 48 horas, fue “catastrófico”. “El secretario general de la OMS anunció que la crisis se estaba acelerando rápidamente. Las informaciones acerca de lo que puede suceder en África también fueron un factor“, manifestó Adams a Infobae.


Pero no ha sido una decisión nada fácil postergar los Juegos de Tokio. Solo hay que ver un dato para darse cuenta lo trascendental que fue esta medida. Desde los primeros Juegos Olímpicos de la era moderna, realizados en 1896, hasta Rio 2016, nunca se habían postergado unos juegos cuando el mundo se encontrase en tiempos de paz. Pero Tokio ya los canceló en una oportunidad, en 1940, cuando el planeta se preparaba para el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Pero es vital combatir este virus y la pandemia que está atravesando el planeta.


Dos personalidades deportivas canadienses fueron fundamentales para que se tome la decisión. Primero fue Richard Pound, ex nadador olímpico, actualmente un prestigioso abogado en su país y quien ha estado por más tiempo que cualquiera en el COI. Su voz comenzó a escucharse a finales de febrero, cuando él mismo ya hablaba de una posible postergación y hasta cancelación; algo que en Lausana, ciudad suiza y sede del COI, sonaba a tabú.


Hayley Wickenheiser es una ex jugadora de hockey sobre hielo – deporte bandera en Canadá – y actualmente también parte del COI representando a los deportistas de su país. Ella fue una de las críticas más tenaces a cómo se venían dando las cosas y a través de su cuenta de Twitter, expresó sus sentimientos ante la – en ese entonces – decisión de mantener el calendario. Cuando finalmente se confirmó la postergación, no pudo evitar mostrarse orgullosa de la posición adoptada por su país. Es que Hayley no solo ve este panorama como ex deportista, también lo sufre como personal de salud, ya que viene atravesando su último año en la escuela de medicina.


Todo esto altera los calendarios del deporte mundial de una manera nunca antes vista. Que Tokio 2020 se lleve al verano del 2021 significa también que otros eventos se habían programado para el próximo año. El Mundial de Atletismo y el Mundial de Natación, justamente dos de las disciplinas más importantes de los Juegos Olímpicos. Aunque desde la IAAF se han mostrado flexibles para reagendar su calendario.

Añade tu comentario
Lo último