Url copiado

Russo todavía no descarta a Paolo Guerrero para Boca Juniors

FOTO 1 de 1
Russo todavía no descarta a Paolo Guerrero para Boca Juniors
Publicado 10 de Enero de 2020

El técnico del Boca Juniors, Miguel Angel Russo no descartó hoy la posibilidad que el delantero peruano Paolo Guerrero termine fichando por el popular club argentino.

“¿Si doy por caído lo de (Paolo) Guerrero? No, no doy por descartado a nadie. El libro de pases está abierto y las cosas siempre pueden suceder. Los jugadores saben lo que es Boca. Sabemos cómo es Boca. No es fácil, estamos con los tiempos cortos. Hoy a nivel país, por temas económicos, traer un jugador de afuera cuesta un montón. Hay otro tipo de complicaciones que no había antes”, manifestó Russo en conferencia de prensa.
Los principales directivos de Boca Juniors, como el emblemático exfutbolista Juan Román Riquelme han expresado su deseo que Paolo Guerrero juegue en las filas del cuadro xeneixe en su objetivo no solo de ganar el campeonato argentino sino la Copa Libertadores.
Las negociaciones, al parecer, han entrado a un punto muerto.
Paolo Guerrero, de 36 años, ha iniciado la pretemporada con el Inter de Porto Alegre.

Factor dólares

Según el diario Olé de Argentina, el factor económico por la situación que vive Argentina ha frenado a Boca Juniors en su deseo de fichar a un delantero de categoría como lo es Paolo Guerrero.
 “Los futbolistas que juegan en el exterior no tienen intenciones de trabajar en un país donde no se les puede pagar en dólar billete y en el que tampoco pueden comprar grandes cantidades de moneda extranjera y, si lo hacen, tienen que abonar un recargo solidario del 30%. Inviable. Los clubes, para colmo, tampoco pueden atesorar verdes. Todo el dinero en dólares que reciban están obligados a pasarlos a pesos en un plazo no mayor a cinco días”, explicó.
Ese fue, de hecho, el principal obstáculo para cerrar la llegada de Paolo Guerrero, anotó.
“El peruano, más allá de su gratitud para con el club que tanto lo bancó durante su etapa fuera de las canchas, tenía ganas de ponerse la camiseta de Boca y encarar un nuevo desafío sobre el cierre de su carrera. Habló con Román y avisó que, si había acuerdo entre los clubes, él se venía. El problema fue cuando el peruano supo que los sueldos, la prima y los premios se pagan en pesos. Y cuando la CD hizo números y llegó a la conclusión de que, entre los 4,4M de la cláusula (de rescisión y los dos años de contrato, para quedarse con Paolo debía invertir casi 800 millones de pesos, lo equivalente a diez palitos verdes”, sostuvo la publicación.
Fuente: Agencia Andina
Añade tu comentario
Lo último