Url copiado

Un día como hoy, la Selección se despedía de su gente en el Estadio Nacional antes del Mundial de Rusia 2018 (FOTOS Y VIDEO)

FOTOS
10:33
(Foto: Getty Images)
10:33
(Foto: Getty Images)
10:33
(Foto: Getty Images)
10:33
(Foto: Getty Images)
10:33
(Foto: Getty Images)
10:33
(Foto: Getty Images)
10:33
(Foto: Getty Images)
10:33
(Foto: Getty Images)
10:33
(Foto: Getty Images)
10:33
(Foto: Getty Images)
10:33
(Foto: Getty Images)
10:33
(Foto: Getty Images)
10:33
(Foto: Getty Images)
10:33
(Foto: Getty Images)
10:33
(Foto: Getty Images)
10:33
(Foto: Getty Images)
Publicado 29 de Mayo de 2020

29 de mayo del 2018. Han pasado ya seis meses y medio desde aquel 2-0 frente a Nueva Zelanda. Partidos amistosos, listas de convocados y un fallo del TAS que alteraban los preparativos para el viaje a Rusia. En medio de todo esto, la Selección Peruana se alistaba para jugar un último partido frente a su públco en su casa, el Estadio Nacional, antes de viajar a Europa para afinar los últimos detalles a menos de un mes del Mundial.


Los miles de hinchas que llenaron las cuatro tribunas esperaban por el equipo que logró ese objetivo esquivo por 36 años. Perú estaba entre las 32 selecciones que jugaría una Copa del Mundo. El marco no era de un simple amistoso, el aliento bajaba de cada rincón del Nacional. Todo estaba listo para el inicio del partido.


El rival de turno era Escocia, una selección con la que la nuestra tenía una historia detrás. El recuerdo, ya lejano, del gol de Cubillas en el Mundial de Argentina hacía 40 años era uno de los que más venían a la mente. Salen los equipos y se escucha la ovación. Los once de Gareca lo hacían con un polo con una dedicatoria al capitán, quien venía disputando – fuera de las canchas – tal vez el partido más difícil de su carrera contra el TAS.


Los goles llegaron casi al final del primer tiempo y al inicio del segundo. Christian Cueva, de penal, rompía el empate y Jefferson Farfán, solo tres minutos después de volver del descanso, aumentaba la cuenta con un zurdazo de media vuelta dentro del área. Ese 2-0 no se iba a mover y alargaba la racha que se tenía en ese momento. Acababa así el partido y, solo algunos minutos después, comenzaba la fiesta. Música y fuegos artificiales para que el hincha pueda despedir a los jugadores que le devolvieron la alegría a la ‘bicolor’.

Añade tu comentario
Lo último