Disfruta de Movistar Deportes en los canales 3 SD / 703 HD y en

El Lado B de Perú: sin líderes, fútbol y en el sótano de las Clasificatorias (OPINIÓN)

Por Pedro Uribe

Se nos juntó todo y no supimos qué hacer. El bajo rendimiento de la Selección Peruana de Fútbol pasa por muchos factores. Perú padeció -y mucho- las ausencias de sus líderes futbolísticos y anímicos: Paolo Guerrero, Jefferson Farfán, Carlos Zambrano y Renato Tapia son 'medio equipo' y eso está claro. No solo por la jerarquía que llevan en los pies, también por el contagio que emanan con su personalidad en el terreno de juego.

Pero vamos al juego en sí. 'La Blanquirroja' venía de hacer un mal partido ante Chile en Santiago. Cuando pensábamos que no se podía jugar peor, se pudo. Iniciamos bien ante Argentina, con arremetidas de Lapadula y Cueva. Al parecer, tras una intervención de VAR poco feliz para nosotros, el equipo se vino abajo. Y Nicolás González empezó a hundirnos con su gol a los 17' minutos.

No hubo reacción. La presión de Argentina nos ahogaba y seguíamos imprecisos. Yotún no tenía la pelota y no podía mover los hilos del equipo. La imprecisión y duda de Pedro Aquino nos pasó factura. Si el medio no funciona, Perú tampoco. Cuando prácticamente todas las individualidades están mal, el equipo también. Edison Flores volvió a pasar desapercibido y Cueva terminó de apagarse.

Atrás, la falta de un líder era evidente. Abram es complemento de Zambrano, sin el 'Kaiser', desveló varias falencias. Aldo Corzo, fiel a su estilo, terminó reponiéndose, pero el partido lo superó. Trauco sigue sin ser el del proceso a Rusia 2018 y hasta el propio Gallese mostró su desesperación.

Mención especial al 'nuevo'. Gianluca Lapadula guerreó el partido, luchando solo contra la escuadra albiceleste que siempre se manejó de forma prolija y segura. El compromiso de los argentinos con su director técnico es indudable, los liberó y les cambió el chip. Nosotros, en cambio, parecíamos jugar un partido amistoso y no uno de Clasificatorias.

El encuentro terminó de cerrarse 11 minutos después del tanto de González. Lautaro Martínez penetró la defensa con mucha facilidad, se sacó al arquero y anotó el 0-2. Padecimos el 'Síndrome Santiago' en el Nacional de Lima y nunca pudimos competir el partido, ni siquiera el descuento.

¿Hay algo más preocupante que nuestro puntaje en la tabla? Sí, las formas. Nos acostumbramos por mucho tiempo a ver un equipo que competía con cualquiera desde el manejo del balón. Ahora, nos mostramos como un cuadro inconexo, sin asociación y atrevimiento. Todo eso inflige en la actitud de Perú, que carece de confianza.

En el proceso clasificatorio anterior, Ricardo Gareca tomó decisiones radicales. ¿Será momento de un cambio dentro de la plantilla? La sensación de que se vino todo abajo en un mes (tras una derrota muy difícil de digerir ante Brasil, pero dejando todo en la cancha) hace que uno piense en el abanico de posibilidades que puede sucederle a la 'sele'.

La tercera fecha doble es en marzo y eso nos favorece. Recuperaremos jugadores que perdimos en estos últimos encuentros, se replantearán las cosas y se tomarán decisiones. Perú debe recuperar su identidad, pero también debe tener en cuenta que no siempre podemos jugar igual. Los rivales nos tienen respeto y eso se reveló en los dos últimos juegos: Argentina y Chile se preocuparon por neutralizarnos y tapar a nuestros mejores jugadores. A partir de ahí, hicieron su juego.

Queda mirar hacia el futuro. La Selección Peruana volverá al ruedo el próximo 25 de marzo del 2021, cuando se enfrente a Bolivia (que rescató un punto en Asunción) en el estadio Hernando Siles de La Paz por la quinta fecha de las Clasificatorias a Qatar 2022.